Brusi, editores desde 1677

Brusi, editores desde 1677

Antonio y Baltasar Ferrer fundaron, en Barcelona, su imprenta-editorial en aquel año del siglo XVII. Desde entonces, once generaciones de la misma familia han continuado con la actividad editora, primero con el apellido Ferrer y luego con el de Brusi. Tras la ausencia del mundo del libro durante el lapso de una generación, la casa Brusi renace simbólicamente al auto-editar Ignacio Canals Elías (ICE-Brusi), La imprenta peregrina. La aventura de Antón Brusi Mirabent. Y no se interrumpe aquí la saga, pues una hija de Ignacio Canals ­–Marta–, junto con su marido Alejandro M. Ruano, editan también libros, cómics en este caso, bajo el sello de Latraama Cómics.

El nombre de Brusi es históricamente reconocido por su intensa actividad editorial en el siglo XIX, pero, sobre todo, por su vinculación durante más de cien años al emblemático Diario de Barcelona. Este periódico, fundado en 1792 por Pedro Husson, y desde 1814 editado por los Brusi, era considerado como el decano de la prensa continental, perdurando hasta 1993. Todavía hoy, muchos lo recuerdan como El Brusi.